www.elim.org.sv: DE RODILLAS INTERCEDIENDO POR TODA UNA NACIÓN: EL SALVADOR.

DE RODILLAS INTERCEDIENDO POR TODA UNA NACIÓN: EL SALVADOR.


"Cuando el pueblo del Señor alaba a Dios, suceden cosas maravillosas..." dice un canto de alabanza que se entona en las diferentes reuniones, y cultos que Misión Cristiana Elim realiza en sus diferentes filiales y células de hogar en toda La República de El Salvador (y en muchos lugares del mundo).

Tomando como base el libro de Génesis 1:26-27, el Pastor General de Misión Elim, Mario Vega, expuso el mensaje en el Ayuno y Oración por la Paz en El Salvador, el cual se realizó el sábado 20 de marzo en Iglesia Elim de San Salvador, así como también en las iglesias filiales al interior del país.

Dentro de la predicación, el pastor Vega, explicó la manera en la cual el ser humano está dotado de un valor que no lo tiene otro ser viviente, el valor que se le asigna a la vida es un valor de carácter diferente.

Hizo referencia a que la dignidad pertenece a todo ser humano, sin distinciones, es un privilegio intrínseco e inalienable; explicando que intrínseco porque le pertenece a la persona como tal y no por lo que posee. Inalienable porque no se puede separar, no le pueden quitar la dignidad a ninguna persona.

El pastor Mario Vega hablando sobre la situación de violencia en el país, citó que sólo en los dos primeros meses del año, la violencia cobró la vida a más de 700 personas, un aproximado de 12 a 15 personas diarias; mencionó que esta situación está creando en la sociedad indiferencia hacia el valor de la vida, tal parece que las muertes se ven como algo cotidiano, dejando de lado la dignidad de ellos. Ante esto, el Pastor Vega, expresó:
¿Qué sucede con Dios cuando un ser humano es asesinado? A lo cual respondió:”Dios se indigna, no se acostumbra al asesinato, le duele.”

Mario Vega, se refirió a las violencias que actualmente existen en el país, no sólo adjudicadas a las pandillas, sino también aquella generadas por el narcotráfico, diciendo que “Sólo puede haber narcotráfico, cuando se cuenta con la complacencia de autoridades y actores políticos.”, es por ello que una de las peticiones de oración, es que las bandas de narcotráfico sean desmanteladas.

Finalmente, la pregunta del Pastor Mario Vega a la congregación fue :¿ Cuál es el papel de la iglesia, qué espera Dios de la iglesia ante esta violencia?, “Dios quiere que expresemos nuestro no conformismo ante la situación actual”, “La iglesia debería de colocarse a la delantera de la defensa de la vida humana”, según lo que dice Génesis 1:26, sólo lo expresado en este versículo es “suficiente para llevarnos a la búsqueda del respeto a la vida humana”, de esa manera cerró la predicación el Pastor Mario Vega, para luego dar paso a la oración convenida por el cese de la violencia en El Salvador.

Sea parte de estos espacios de oración. Únase en oración y así también pueda expresar ¡Paremos la violencia! Que las palabras del profeta Isaías sean una realidad en el país: "El producto de la justicia es la paz, el fruto de la equidad una seguridad perpetua" (Isaías 32:17).
Misión Cristiana Elim en El Salvador.

Escuchar la predicación, aquí.
Con la tecnología de Blogger.